Cámaras espía y fotos aéreas, un poderoso tandem.

Corza captada con cámara espía.Realmente, no tengo demasiado clara la época en que comenzaron a invadir las páginas publicitarias de las revistas del sector estas pequeñas aliadas. Sí recuerdo que su aparición fue más o menos tímida, o, al menos, tan tímida como puede ser la propaganda americana relacionada con un nuevo objeto de deseo, imprescindible, maravilloso y tremendamente eficaz… según las leyes del marketing.

Con independencia de toda la morralla que rodea a cualquier chisme relacionado con actividades al aire libre al otro lado del charco, lo cierto y verdad es que estas cámaras, que no son más que el desarrollo ulterior de los antiguos cuentapasos, poseen una indudable utilidad a la hora de explorar detenidamente un cazadero. Los primeros modelos, fabricados en un plástico que dejaba mucho que desear, y poco menos que camuflados a mano, con una muy escasa capacidad de memoria, han dejado paso a sofisticadas carcasas de plásticos especiales, que lucen orgullosas los últimos diseños de camo, y perfectamente capaces de albergar en su interior una enorme cantidad de datos, ya sea en formato jpg como en avi, en blanco y negro y en color.

Como último detalle, la tecnología wifi también pone su granito de arena, de manera que Maese Raposo también ha sido sorprendido...los modelos recién llegados al mercado tienen la capacidad de conectarse a una red configurada por el usuario. Nos encontramos, pues, con la posibilidad de controlar cuantas cámaras hayamos instalado desde el salón de nuestra casa, cómodamente instalados frente a la pantalla de un portátil, registrando además en tiempo real todas las incidencias que  contemplen nuestras silenciosas sirvientes, a través de sus fríos ojos.

Aparte de las innumerables aplicaciones que estas cámaras ofrecen para muchas actividades que nada tienen que ver con las que nos ocupan, huelga decir que su uso se está popularizando rápidamente entre nosotros, espoleado por la bajada de precios que el veloz desarrollo del sector está provocando últimamente.

En lo que a fotografía aérea respecta, hasta hace unos pocos años, las únicas fuentes que yo conocía para surtirme de ellas consistían en algunas tiendas muy especializadas  -es decir, escasas- y un par de organismos gubernamentales, que expedían las fotos solicitadas en blanco y negro y a doblón cada una.  Así las cosas, llegó el SigPac, excelente iniciativa del Ministerio de Agricultura, que permite localizar con una gran precisión cualquier finca de nuestro país, en color y con todo lujo de detalles: el cóctel, potente como un Bloody Mary a la hora del desayuno, estaba servido. Más y más empresas se unirían a este sector, mejorando cada vez más la calidad y la precisión de las imágenes servidas. Google Maps se lleva también su parte del pastel, pero no sirve imágenes de alta definición de las zonas que a mí me interesan, supongo que de momento.

Analizar el gran caudal de datos que arrojan estas herramientas y reflejarlo, con tiempo y paciencia, en una hoja Excel, por ejemplo, proporciona al cazador una valiosísima información sobre los movimientos de sus futuras presas, movimientos que puede localizar fácilmente sobre una buena fotografía aérea, visualizando literalmente de este modo el hábitat del animal con todas sus particularidades: entradas, salidas, vados, pasos, etc., etc.

Puestos a cazar, la herramienta combinada es valiosísima; puestos a fotografiar, a rastrear y a disfrutar, en suma, de todas las maravillas que nuestro entorno nos regala, su uso aumenta exponencialmente el placer de invertir unas cuantas jornadas en el monte, absorbiendo a través de la piel la deliciosa sensación de soledad que se vive entre la solana y la umbría.

Hasta otra y buena caza.Corzo captado con cámara espía.

Anuncios

Acerca de Leizael

Abogado, juntaletras, cazador arquero apasionado... y muy poca cosa más, creo.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s