Allá vamos.

Eso es. En marcha una vez más, para intentar la narración de todo cuanto me suceda en nuestro pequeño y maravilloso universo, el de la caza con arco, el de la última frontera que aguarda en lo profundo del bosque. Lo cierto y verdad es que, desde que Alejandro Martín me recuperó para integrarme en la Comisión Nacional de Caza con Arco, por orden de Antonio Rebollo Liñán, a la sazón Delegado Nacional de Caza con Arco, han pasado ya casi ocho años. Ocho años repletos de trabajo y de lucha, que de todo ha habido. La redacción y la publicación de los manuales para la obtención de las tarjetas T1 y T2 atravesó mares auténticamente procelosos, pero, de momento ahí están. La T2 está a punto de sufrir una drástica renovación, como lo está la estructura que une a los Instructores Nacionales a la RFEC, y todos los asuntos relativos a ella parecen acelerarse. De momento, hemos celebrado durante los días 23, 24 y 25 de septiembre el último curso que teníamos programado. Como no podía ser menos, hemos utilizado las instalaciones que la RFEC posee en Castillejo de Robledo, Soria, que albergan la Escuela Española de Caza. Además de comer estupendamente, contamos allí con unas excelentes instalaciones, rodeadas de fauna salvaje. El curso ha discurrido a la perfección, con diecisiete alumnos procedentes de Aragón, Cataluña, Galicia y Madrid; componían un grupo con cierta experiencia previa en la caza con arco, bien cohesionado y simpático, lo que siempre es un bonus para nosotros, los instructores. Prestaron atención en todo momento, y se les veía deseosos de aprender y de compartir conocimientos, que esa y no otra es la misión de nuestros cursos. Como novedad, durante la tarde del viernes presentamos la situación actual de nuestra tarjeta a nivel internacional, y comentamos la parte de historia que el curso aporta, con el fin de aprovechar al máximo las jornadas del sábado y del domingo. Como siempre, las quejas de los alumnos se centraban en la falta de asuntos prácticos, pero la dificultad para poder ejecutar este tipo de pruebas con un número nutrido de personas es francamente elevada; veremos… De cualquier manera, se avecinan nuevos tiempos para la T2; despacito y buena letra. Destaquemos también la buena acogida entre los alumnos del nuevo módulo técnico de la T2, que incluye pruebas de cronógrafo y cálculos de energía cinética para cada participante, con el fin de que conozcan a la perfección las prestaciones de sus armas. En fin, un buen curso bajo todos los puntos de vista.

Anuncios

Acerca de Leizael

Abogado, juntaletras, cazador arquero apasionado... y muy poca cosa más, creo.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s